Friday, June 16, 2017

Ariana Grande reconocen su solidaridad



Ariana Grande va camino de convertirse en ciudadana de Honor de Manchester gracias al concierto solidario que organizó el pasado 4 de junio en homenaje a las víctimas del atentado en el Manchester Arena al finalizar un concierto suyo.

El Consejo de Gobierno de la ciudad británica va a proponer un nuevo modelo para reconocer las contribuciones a la localidad de gente no necesariamente perteneciente a la misma, y la cantante sería la primera en recibir este agradecimiento.

“Todos hemos tenido motivos para estar increíblemente orgullosos de Manchester y de la forma resistente y compasiva con la que todos han respondido a los terribles acontecimientos del 22 de mayo, con amor y coraje en lugar de odio y miedo.

Sunday, June 11, 2017

Ariana Grande: cuando el espectáculo debe continuar

Ya era famosa en todo el mundo, pero el pasado 22 de mayo estuvo en boca de todos, incluso de quienes no la conocían hasta ver en la televisión las noticias del terrible atentado de Manchester.

La joven artista estuvo a punto de cancelar su gira por lo traumático de la experiencia, pero finalmente le ha echado valor y ha seguido con sus planes, incluyendo además un nuevo concierto solidario con las víctimas, celebrado el pasado domingo en la ciudad británica, y con el que ha conseguido recaudar doce millones de dólares.

«Quiero daros las gracias a todos desde el fondo de mi corazón por estar hoy aquí. Os quiero tanto», dijo la cantante de Florida ante el público, todavía en «shock» al producirse otro atentado en Londres poco antes del espectáculo. «La clase de amor y de unidad que estamos mostrando esta noche es la medicina que el mundo realmente necesita en este momento».

Allí, bajo el lema de «One Love Manchester», convocó a superestrellas del pop como Justin Bieber, Coldplay, Katy Perry, Miley Cyrus, Black Eyed Peas, Pharrell Williams, Marcus Mumford, Usher, Take That, Robbie Williams, el ex One Direction Niall Horan o incluso Liam Gallagher, para decir no al terrorismo y sí a la paz, y sobre todo para vencer al miedo y dar ánimos al pueblo de Manchester, al que ha rendido homenaje tatuándose una abeja, uno de sus símbolos tradicionales.

DESLUMBRANTE

El próximo martes en Barcelona será tiempo para volver a rendir homenaje a las víctimas, pero también para seguir adelante y pasarlo bien con el espectacular «Dangerous Woman Tour», un «show» en el que la escenografía va cambiando dependiendo de las canciones para sorpresa del público, que también es envuelto en confeti, rayos láser y potentes imágenes de vídeo a cada segundo. Ariana Grande, escoltada por diez bailarines, deslumbra con un vestuario diseñado por Law Roach, su estilista habitual, y Bryan Hearns, cuyo estilo ecléctico ha cautivado a otras estrellas del pop juvenil como Kylie Jenner o Selena Gomez.

Con su tercer álbum, «Dangerous Woman», Ariana ha dado un paso de gigante hacia el trono del dance-pop, colándose en el número uno en las listas iTunes Overall Top Songs y Top Pop Songs sólo unos minutos después del lanzamiento, y entrando en el Top 10 de la lista Billboard Hot 100, con el mérito añadido de haberse convertido en la primera artista que consigue entrar en la lista con el primer sencillo de cada uno de sus tres álbumes.

Sin embargo, su próximo lanzamiento no será un nuevo rompepistas inédito, sino una versión del clásico de El Mago de Oz«Somewhere Over The Rainbow», el tema con el que cerró el concierto en el Crickett Old Trafforf de Manchester, y con el que Grande quiere seguir recaudando fondos para las víctimas.

Wednesday, June 7, 2017

Ariana Grande reanuda gira este miércoles en París tras atentado de Mánchester



Multitud de fans acudieron el miércoles por la noche al concierto que ofreció la cantante estadounidense Ariana Grande en París, con el que reanudó su gira mundial interrumpida tras el atentado de Mánchester, organizado bajo grandes medidas de seguridad.

La policía dio cuenta de un "dispositivo particular" de seguridad, debido a un "contexto simbólicamente fuerte". Lo anunció el martes en un comunicado, horas antes de que un policía fuera atacado por un hombre que había jurado lealtad al grupo yihadista Estado Islámico (EI) frente a la catedral de Notre Dame, en pleno centro turístico de la capital francesa.

Se prohibió la circulación delante de la sala de conciertos, en torno a la cual podía observarse una fuerte presencia policial, constató un periodista de la AFP.

Hacia las 17H30 GMT, una fila de espera llegaba hasta la entrada de la sala de conciertos de Bercy, en el este de París. Los seguidores de Ariana Grande tuvieron que esperar alrededor de un ahora para acceder al interior, donde estaban prohibidas las mochilas.

"Es mejor venir, esto muestra que no tenemos miedo", declaró a la AFP Alizée Cano, de 24 años, vestida como la cantante, con un largo abrigo de tela tejana y orejas de gato.

"Teníamos ganas de verla. No vamos a dejar de vivir por culpa de los atentados", agregó Geoffrey Barlein, un estudiante de 23 años que asistió al concierto con un amigo. Se desplegaron agentes de la policía para apoyar a los guardias de seguridad que registraban al público, según la prefectura. Además, patrullas vestidas de civil vigilaban las zonas de espera en el exterior del estadio cerrado y el transporte público de los alrededores.

El 22 de mayo, un kamikaze se hizo estallar a la salida de un concierto de la estrella estadounidense en el estadio Manchester Arena, dejando 22 muertos, entre ellos siete menores, y más de un centenar de heridos. El atentado fue reivindicado por el Estado Islámico.

La cantante regresó después a Florida y anuló los conciertos previstos en Londres, Bélgica, Alemania, Polonia y Suiza. El domingo pasado participó en un gran recital benéfico en Mánchester, acompañada de otras estrellas como Justin Bieber, Katy Perry y Coldplay.

Ariana Grande, de 23 años y nacida en Florida en el seno de una familia de origen italiano, se ha convertido con tres álbumes en una de las estrellas favoritas de los adolescentes.

La cantante volverá a actuar el viernes en la ciudad francesa de Lyon, antes de continuar su gira por Portugal, España, Italia, Brasil, México y Filipinas, entre otros países.

Tuesday, June 6, 2017

“One Love Manchester” unidos contra el terrorismo



Dos semanas después del atentado suicida al final de un espectáculo de Ariana Grande en Mánchester, la cantante estadounidense dio un concierto solidario en dicha ciudad este domingo, pese al ataque de Londres. Tras el ataque del sábado en la capital británica, donde murieron siete personas arrolladas por una camioneta y luego a manos de tres hombres armados con cuchillos, el agente de Grande, Scooter Braun, dijo que el concierto igual se realizaría "todavía con más razón".

"Rezando por Londres", escribió en Twitter la cantante de 23 años, muy popular entre los adolescentes. "No debemos tener miedo y debemos rendir un homenaje a los afectados, aquí y en todo el mundo, juntaremos nuestras voces y cantaremos con fuerza", aseguró antes del concierto.

En un comunicado publicado el domingo tras el atentado en Londres, la Policía de Mánchester anunció "medidas suplementarias" para el concierto benéfico, llamado "One love Manchester", y pidió a la gente que no lleve bolsas para acelerar la entrada porque "se registrará a todo el mundo".

Grande actuó en el estadio de críquet de Old Trafford, casi dos semanas después del atentado suicida perpetrado por Salman Abedi al término de su concierto en el que murieron 22 personas, entre ellas muchos niños, y 116 resultaron heridos.

A la iniciativa de Ariana Grande se unió una larga lista de estrellas del pop como Justin Bieber, Katy Perry, Coldplay, Robbie Williams, Pharrell Williams, Miley Cyrus, Take That, Usher, the Black Eyed Peas, Little Mix y Niall Horan de One Direction. Los beneficios están destinados para las familias de las víctimas.

Grande, que dijo estar "rota" tras el atentado del 22 de mayo, volvió de inmediato a Estados Unidos y suspendió su gira Dangerous Woman. Sin embargo la cantante prometió volver para el concierto del pasado domingo y así fue. "La música sirve para curarnos, para reunirse, para hacernos felices", escribió en Instagram.

"Continuaremos rindiendo homenaje a los que hemos perdido, a sus seres queridos, a mis fans y a todos los afectados por esta tragedia", añadió.

El viernes Ariana Grande visitó por sorpresa a los heridos que estaban siendo tratados en el hospital infantil de Mánchester. "Esto significa más para nosotros que todas las cosas increíbles que mucha gente ha hecho por nosotros", dijo tras la visita a Peter Mann, cuya hija Jaden resultó herida en el atentado.

Sobre el concierto

Veinticuatro niños de una escuela de Mánchester, algunos de los cuales resultaron heridos, subieron este domingo al escenario para cantar junto a Grande su éxito "My Everything".

Las 35.000 entradas que se pusieron a la venta el jueves a 40 libras (51 dólares) se vendieron en pocos minutos. También habían 14.200 entradas gratis reservadas para los que estuvieron en el concierto del 22 de mayo.

Sin embargo se detectaron 10.000 intentos de obtener entradas gratis de personas que no habían estado en el primer concierto. También se detectaron intentos de reventa eBay, algunos a un precio de 1.200 libras, pero la plataforma prometió luchar contra "los que quieren aprovecharse de la tragedia".

Las autoridades esperaban la presencia de hasta 130.000 personas en la zona del concierto y se tomaron medidas adicionales de seguridad.

El concierto en el campo de cricket de Old Trafford fue retransmitido en directo por Twitter, Apple y YouTube y también por la BBC. La cadena MTV retransmitirá en 180 países para alentar las donaciones.



LOS MEJORES INSTANTES DEL CONCIERTO

El discurso de Ariana:

Emoción a flor de piel y lágrimas convivieron a partes iguales con el ambiente festivo de una jornada marcada por el recuerdo a las víctimas y la valentía de los asistentes, tan sólo unas horas después de que otro atentado terrorista reivindicado por el Daesh acabase con la vida de al menos 7 personas en Londres. “He tenido el placer de conocer a la mamá de Olivia hoy”, Grande compartía su encuentro con la madre de una de sus fans, víctima mortal del atentado, “me ha dicho que Olivia habría querido escuchar los hits.” Y hits fueron todos los que sonaron, interpretados por las mejores voces del pop.

Un sólo corazón:

Una de las imágenes más icónicas de la tarde se producía bajo el escenario, donde se dibujaba un corazón viviente formado por el público y algunos de los guardias de seguridad del espacio, que relajaban su papel de autoridad por unos instantes para mover sus brazos al ritmo de la música. Una estampa más por la unidad, la de un corazón muy grande que latía a una vez.

Ari + Miley:

Amor son ellas. Uno de los momentos más especiales de la velada fue el dúo que formó Grande junto a Miley Cyrus, cuando interpretaron juntas y abrazadas "Don’t Dream It’s Over".

Las palabras de Justin:

“Qué increíble es lo que estamos haciendo esta noche, ¿no están de acuerdo? ¿No estás de acuerdo en que el amor siempre gana? Mejor que combatir el mal con el mal, es hacerlo con amor. ¿No estás de acuerdo?” Con estas sencillas palabras, el cantante canadiense desmontaba a su público, y descartaba el odio como respuesta a los actos terroristas.

Un himno contra la ira:

La gran sorpresa de la velada fue sin duda ver a Chris Martin tocando la guitarra al servicio de la voz de Liam Gallagher. Los vocalistas de dos de las más grandes bandas de nuestra época, Coldplay y Oasis respectivamente, se unieron en el escenario en una imagen (y un audio) para el recuerdo. De igual forma, Chris Martin interpretaba junto a Ariana Grande una emotiva versión de "Don’t Look Back In Anger", la icónica canción de Oasis que se ha convertido en un himno contra el odio que los actos terroristas pueden llegar a desencadenar.

Ariana, inspiración ante la adversidad:

Y lo mejor de la noche, después de todo, fue ella. La valentía y el espíritu que transmitió Ariana Grande a los asistentes a través de su voz. Así sucedió cuando acompañó a una niña sobre el escenario que interpretaba "My Everything" y que rompía en lágrimas abrazada a ella, y cuando versionaba en solitario "Somewhere Over The Rainbow". Esta es la respuesta de Ariana. Éste su mensaje. Música como cortafuegos para el odio y la ira. 120.000 orejas de conejito meciéndose en sintonía en una noche que no era otra noche más en Mánchester.



Con datos de AFP y Vogue España

Monday, June 5, 2017

Concierto “One Love Mánchester” Música hace frente a atentados en Reino Unido

Londres (agencias).- Ariana Grande y Miley Cyrus desafiaron al peligro del terrorismo porque ayer desarrollaron un multitudinario concierto benéfico para las víctimas del atentado de Mánchester

El concierto benéfico de «One Love Mánchester» ha seguido adelante, como adelantó hasta ayer el manager de Ariana Grande en Twitter, después del atentado en el Puente de Londres. Artistas internacionales se han reunido en el escenario para homenajear a las víctimas y afectados del ataque perpetrado el pasado 22 de mayo en Mánchester.

Vestida con una sudadera blanca con el eslogan «One Love Mánchester», y muy aclamada en todo momento por sus muchos incondicionales, la estadounidense interpretó sus éxitos «Be Alright» y «Break Free» en una actuación que presentó ante la audiencia su representante, Scooter Braun.

Una Ariana Grande entregada a la audiencia, que gritó a sus fans: «Manchester, haced ruido».

En el esperado concierto también cantaron otros artistas como Marcus Mumford, líder del grupo Mumford And Sons, que inauguró el show, el grupo británico Take That, con Robbie Williams, el estadounidense Pharrell Williams y Miley Cyrus.

Otros artistas que se reunieron en el Emirates Old Trafford de Manchester, que tiene una capacidad para 50.000 personas, han sido Justin Bieber, Katy Perry o Coldplay.

Todo el dinero recaudado irá destinado al fondo de Emergencia de la Cruz Roja de Mánchester, para apoyar a las víctimas del ataque terrorista dejó 22 fallecidos y más de 100 heridos. Las entradas, que salieron a la venta el pasado jueves con un precio de 45,8 euros, se agotaron en tan solo veinte minutos.

Sunday, June 4, 2017

Lleno total en el concierto de Ariana Grande


No hay nada bueno en una catástrofe ni nada positivo en una tragedia como la que ocurrió en Manchester, pese a todo, la unión hace la fuerza. Ariana Grande y muchos otros cantantes famosísimos se unieron en el concierto benéfico que hasta el momento es un éxito.

El One Love Manchester empezó con un lleno total y es transmitido a través de las redes sociales de la artista estadounidense. Lo recaudado en las entradas (los que asistieron al concierto de Ariana el día del atentado tienen el acceso gratis) se donará a We Love Manchester Emergency Found, un fondo creado por el Ayuntamiento de la ciudad británica y la Cruz Roja Inglesa.

El primer grupo en presentarse fue Take That, seguido de Robin Williams que comenzó el show con una frase que todos corearon: "¡Manchester nos mantenemos fuertes!". Continuó Pharrell Williams, que se unió a Miley Cirus en Happy.

Si quieres enterarte todos los detalles: El concierto de Ariana Grande sigue adelante, pese al peligro

Tuesday, May 30, 2017

Ariana Grande encabezará un gran concierto en Manchester


Ariana Grande encabezará un gran concierto benéfico el domingo en Manchester (noroeste de Inglaterra), casi dos semanas después del atentado, al término de una actuación suya, en el que murieron 22 personas, anunciaron los organizadores este martes.

"La música está para consolarnos, para unirnos, para hacernos felices", dijo en un comunicado la cantante estadounidense, que estará acompañada en este concierto benéfico, para ayudar a las víctimas, de artistas invitados como Justin Bieber, Coldplay, Katy Perry, Miley Cyrus y Pharrell Williams.



El concierto, explicaron los organizadores, servirá para "homenajear y reunir fondos esenciales para las víctimas y las familias que se vieron trágicamente afectadas por el atentado".

"We Love Manchester Emergency Fund" ("Fondo de emergencia amamos a Mánchester"), es el nombre del recital.

El Emirates Old Trafford Cricket Ground, uno de los estadios de críquet más importantes del país, será el escenario del recital. Las gradas de este recinto pueden albergar a unas 26.000 personas, a las que habrá que sumar las que ocupen el terreno de juego.

"No nos iremos, no viviremos con miedo. No permitiremos que esto nos divida. No dejaremos que el odio triunfe. Nuestra respuesta a la violencia deber ser estar más unidos, ayudarnos", prosiguió la artista de 23 años.



"Seguiremos honrando a aquellos a los que perdimos, a sus seres queridos, mis fans y a todos los afectados por la tragedia", concluyó.

Veintidós personas murieron -entre ellas 7 menores de 18 años- y 116 resultaron heridas el lunes 22 de mayo cuando el kamikaze Salman Abedi hizo estallar una potente bomba en una de las salidas del pabellón Manchester Arena, al final del show de Grande.

El atentado fue reivindicado por la organización yihadista Estado Islámico (EI).